Como compaginar el trabajo con los hijos

Hoy en día las presiones que sufre una madre trabajadora son inmensas, ya que sin importar todo lo que hagas llegará un momento en el que empiezas a sentirte mal por las decisiones que tomas, ya sea la cantidad de tiempo que pasas en el trabajo lejos de tus hijos o porque perdiste la paciencia luego de un largo día de trabajo.

Este tipo de sentimientos es algo completamente normal, pero para poder superarlos es necesarios tener algo de uniformidad en nuestro día a día, así que si deseas saber algunos consejos para poder compaginar el trabajo con los hijos continúa leyendo.

El dato más importante

Lo primero que debes de saber, y lo que siempre debes de recordar para poder eliminar estos sentimientos negativos es que no existe nada como «La madre perfecta». Todas cometemos errores, todas nos sentimos insuficientes en muchas situaciones.

Y por esta razón solo debes enfocarte en convertirte en la versión tuya de una buena madre, concéntrate en demostrarle a tus hijos que los amas con un simple gesto ya que con el tiempo los niños aprenden y se acostumbran a este nuevo horario, así que no te desesperes intentando convertirte en una ‘Supermamá’ simplemente encuentra aquello que funcione para ti y para tu familia.

Trucos útiles para compaginar el trabajo con los hijos

  • Lo primero que debes saber es que (en el caso de una madre primeriza) siempre es difícil comenzar un nuevo horario con un ritmo totalmente distinto al que seguías anteriormente así que recuerda que no pienses que todo va a funcionar de manera perfecta justo cuando empieces.
  • Confía en la persona que cuida a tus hijos cuando te encuentras en el trabajo, ya sea en la escuela, una niñera, tu pareja o algún familiar. Esto es importante ya que el niño se dará cuenta de estos sentimientos y no se logrará adaptar tan fácilmente  a esa persona.
  • No importa cuanto sea, pero asegúrate de que cada día tomes un momento para ti, donde puedas simplemente descansar y drenar todo lo que haya sucedido antes de volver a casa, ya que recuerda: una mamá feliz siempre es importante.
  • Si necesitas algo más de estructura un horario es de gran importancia, puedes utilizar notas, pizarras o cualquier cosa similar para ayudarte a crear esto, de esta manera no es posible que olvides nada que sea de gran importancia.
  • También debes de recordar que no todo es tu responsabilidad, así que de vez en cuando tu pareja se puede encargar de realizar ciertos trabajos de la casa que usualmente llevabas a cabo, no quiere decir que te olvides de todo, sino que es importante saber que pedir ayuda es importante.

Como puedes ver lidiar con estos dos aspectos de tu vida puede ser algo difícil, pero no es algo imposible, así que recuerda que tu meta no es ser una persona perfecto, ya que esto no es algo real, sino que por lo que debes de luchar es por convivir con tu familia sin sacrificar tu trabajo ya que estos dos son importantes y no debes sentirte mala madre por darle importancia a ambas.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin