Guía para una búsqueda de trabajo exitosa

Buscar empleo puede llegar a ser una experiencia abrumadora para algunos, pues implica muchos detalles que deben ser tomados en cuenta para culminar satisfactoriamente con todo este proceso. No importa si se trata de la primera vez que se hace o si ya se cuenta con experiencia, de igual manera, genera ansiedad y preocupación.

Sin embargo, esto no tiene por qué convertirse en un asunto que llegue a generar malestar, pues es solo cuestión de comprender la dinámica de la búsqueda de empleo y comprender que se trata tanto de una ciencia como de un verdadero arte  

buscando empleo

Pasos para buscar empleo de manera exitosa

Como ya se mencionó, existen algunos factores que se deben tener en cuenta al momento de buscar empleo para que esta experiencia tenga resultados favorables y no resulte ser desgastante, teniendo la previsión de los diferentes escenarios que se pueden presentar.

La búsqueda de empleo, puede partir desde diferentes realidades, bien sea que se trate de la primera experiencia de empleo al culminar la carrera, un trabajo en paralelo con la formación, que se haya renunciado o sido despedido y en cada caso, los obstáculos que se pueden llegan a plantear, deben ser tomados en cuenta.  

Buscar empleo luego de renunciar

Es recomendable conseguir un nuevo empleo antes de abandonar la posición anterior, a menos que se cuenten con los recursos necesarios para poder hacer frente a un período sin ingresos de dinero, además de tener la posibilidad de poder justificar su renuncia. 

Es importante dejar buenas relaciones en el empleo anterior, o por lo menos, actuar siempre con rectitud y hacer las cosas con responsabilidad. Esto implica brindar una respuesta clara ante la renuncia y un periodo de aviso para que el puesto pueda ser cubierto por un tercero. 

Buscar empleo luego de un despido

Este es un escenario que para muchos es más complejo, pues requiere enfrentarse a una entrevista en la cual la pregunta acerca de las razones del despido saldrá a relucir, por lo que se debe tener bien en claro, las respuestas que se darán. 

Es importante tratar de no contactar con su antigua empresa, pues seguramente no se darán buenas referencias, a menos que el despido se deba a factores como una reducción de personal y no que tenga que ver directamente con el desempeño del trabajador. 

Ser coherente al contar la historia

Se debe estar preparado para contar la historia que le precede antes de llegar a la empresa en la cual se está aplicando por un empleo. Ello significa contar todo lo relacionado con su formación académica y experiencia laboral, si se tiene.

Todo ello, haciendo énfasis siempre, en los aspectos fuertes y positivos que se poseen. En el caso de los aspirantes a un primer trabajo, al no contar con experiencia laboral, deben hacer empeño en denotar sus potencialidades y las formaciones que se tienen hasta el momento. 

Definir lo que se busca

Es importante tener en claro el puesto de trabajo que se busca y enfocarse en ello. Esto implica conocer todos los requisitos necesarios para poder cotejar con las habilidades y recursos con los que se cuentan, para saber si se es elegible. 

Esto ayudará a definir cuáles son las cualidades que se deben destacar en el currículo para poder ser una opción atractiva para elegir, pues en muchas ocasiones, esto se toma tan en cuenta como la formación misma que posea el aspirante. 

Definir prioridades

Antes de comenzar a buscar empleo, es preciso definir las prioridades que se tienen, a fin de poder escoger un cargo que se adapte a lo que se busca. Esto implica evaluar algunos aspectos como la distancia a la que se encuentra el trabajo, el medio de transporte, la paga y los beneficios que se buscan.

En este sentido se debe ser honesto con lo que se desea, pero coherente y realista. Simplemente se deben definir algunas pocas cosas que no son negociables, para poder descartar opciones que no cumplan con esos requisitos.  

Cuidado con el perfil público

redes sociales

La recomendación inicial es mantener todas las redes sociales tan privadas como sea posible, al menos durante la época de búsqueda de empleo, para evitar que esto se convierta en un verdadero problema. Casos de personas que han perdido sus empleos o la posibilidad de lograr un puesto, por este problema, son muchos.  

Uno de los principales errores que se comenten actualmente, es tener una gran cantidad de información que puede ser comprometedora, en las redes sociales y con los avances tecnológicos, para nadie resulta sorprendente, que las empresas hagan una breve búsqueda de las redes sociales de los aspirantes. 

Elaborar un buen curriculum vitae 

Hacer un buen currículo es un verdadero arte, pues no se trata de solamente vaciar información en una página, sino que, además, debe mostrarse de una manera atractiva, no solo a nivel estético, sino que también invite a la elegibilidad.

Debe tratarse de un documento breve, pues si son muy extensos resultan poco atractivos para leer, así que se debe hacer énfasis en los aspectos importantes que pueden ser útiles para el cargo al cual se aspira, así como también las cualidades positivas y habilidades que se posean.

Complementar con una carta de presentación   

Hacer una carta de presentación es un tema un poco más complejo que el currículo, pues es la manera de venderse a la empresa. Allí se condensa información relacionada acerca de lo que se puede aportar a la empresa y lo que se busca en el empleo. 

Es importante hacer cartas de presentaciones individuales para cada empresa a la cual se pretende postular. Así se adaptan a lo que cada sitio está buscando y lo que se tiene para ofrecer, dejando en claro, también, las aspiraciones reales que se tienen. 

carta de presentación

Las referencias son importantes

En casi todos los trabajos, por no decir que en la totalidad, se piden referencias personales y/o laborales de quienes puedan dar fe de la conducta y desempeño del aspirante, por lo que es importante colocar a personas que puedan dar referencias positivas. 

Es fundamental, contactar con las referencias para que ellos estén al tanto de que pueden llegar a ser llamados por los potenciales empleadores. Esto ayudará a estar atentos a la llamada, además de ser una muestra mínima de respeto. 

Buscar empleo

Una vez que se haya tenido en cuenta todo lo anteriormente mencionado, es momento de comenzar la búsqueda de empleo. En este sentido hay 3 opciones, la primera es dirigirse directamente a las empresas para consignar el resumen curricular. 

Otra opción es a través de los portales web de las mismas empresas; una opción que cada vez más compañías ofrecen, pues les brinda la posibilidad de tener un proceso de selección de personal mucho más eficiente y eficaz. 

Y la última, pero no menos importante, es a través de las páginas de empleo como Infojobs, Infoempleo, Domestika, LinkedIn, por solo mencionar algunas. 

Organizar el proceso

Buscar empleo puede ser un proceso que lleve tiempo por lo cual hay que organizarse bien para que todo fluya de manera armónica, sin que implique un desgaste enorme para la persona. Es por ello por lo que se hace indispensable, crear un horario para dedicarse a ello. 

Es fácil pasar horas en la PC, buscando opciones y aplicando para las mismas y esto puede llegar a devengar en un agotamiento tremendo. En este sentido, es importante determinar un horario para esto, teniendo en cuenta las pausas necesarias para comer y descansar.

La entrevista

entrevista de trabajo

Una vez que se ha realizado lo anteriormente mencionado y si se es seleccionado, el siguiente paso es la entrevista, para la cual es preciso prepararse de manera adecuada, para poder responder a todo lo que allí pueda surgir. 

En este sentido, se pueden dar diversos tipos de entrevista, como, por ejemplo, vía telefónica, en cuyo caso se debe usar un tono agradable para conversar y tratar de dar siempre respuestas fluidas, con una conversación amena. 

Gracias a los avances de la tecnología, se han vuelto frecuentes las entrevistas por videollamadas, pues resultan ser mucho más prácticas tanto para la empresa como para el entrevistado y para ello se debe encontrar en un ambiente tranquilo y libre de distracciones.   

Para las entrevistas en persona, se debe llevar en mano la carta de presentación y el currículo impreso, por si se vuelve a solicitar. La presencia es muy importante, por lo que se debe prestar especial cuidado en los detalles de la vestimenta para poder dar una buena primera impresión. 

Es importante adaptarse al cargo al cual se aspira, por ejemplo, si se trata de un cargo gerencial, sería correcto ir con traje y corbata, pero si se trata de un cargo a nivel de operación, no sería lo más acertado. Esto no quiere decir que se presente con cualquier tipo de vestimenta, pero sí que la formalidad esté acorde con el cargo. 

Es importante agradecer 

Después de cada entrevista de trabajo, es importante tomarse un tiempo para agradecer a la empresa y/o entrevistador por la oportunidad, bien sea en persona, con un correo o mensaje, para hacerle saber que se valora el esfuerzo. 

Este pequeño gesto puede marcar la diferencia entre lograr o no un puesto, pues es mucho más factible que el entrevistador recuerde a aquella persona que ha sido amable. Además, esto es un asunto simple que no lleva mucho tiempo. 

Evaluar opciones

Si bien el proceso de buscar trabajo puede ser un poco complicado, también lo es cuando se obtienen varias entrevistas satisfactorias a la vez, por lo que se cuenta con varias alternativas de empleo. Es preciso sopesar todas las opciones. 

En este caso, es fundamental volver al principio, cuando se definió lo que se busca en un empleo y las prioridades que se tienen y en base a esto evaluar lo que brinda cada uno de los empleos, no solamente en relación con las ganancias monetarias, sino también con otros beneficios y conveniencia en cuanto a la locación. 

evaluar oferta de empleo

En conclusión

Buscar empleo puede parecer un asunto complicado al principio, pero teniendo la previsión de hacer todo paso a paso, como se ha mostrado en esta guía, todo el proceso se hace mucho más fácil y cómodo y no tiene por qué convertirse en una pesadilla. 

Para ello es fundamental tener bien en claro que es lo que se busca y enfocarse en ello. Es simplemente cuestión de enfocarse en cada uno de los pasos y tener siempre presente que la búsqueda de empleo no puede convertirse en la única cosa en mente

 Poniendo empeño y siendo constante se puede lograr conseguir el empleo que se busca, siempre y cuando se tengan planteadas metas realistas que se puedan cumplir, de acuerdo con las capacidades tanto personales como laborales que se posean.